Blog

Paco Saez acerca la animación de “Atrapa la Bandera” a los alumnos de Orihuela

  |   Noticias   |   No comment

14670800_1752220555031342_1611655988351126504_nmobileEs una gozada verle dibujar. Con un lápiz y papel y con solo dos trazos, aparecen siluetas muy conocidas. Poco a poco se perfilan los dibujos con los que hemos crecido y visto en la televisión, mientras merendábamos. Paco Sáez, vecino del municipio de San Miguel de Salinas, aunque lleva unos cuantos años trabajando en Madrid, no es solo un dibujante, que ya es mucho. Se ha convertido en uno de los ‘storyboarder’ más conocidos del país. Ha trabajado en un gran número de películas, en dos de ellas, ‘Planet 51’ y ‘Atrapa la bandera’, con Goya, y series de dibujos animados. El  viernes 25 de noviembre ofreció una conferencia en el IES Tháder de Orihuela y el sábado 26 de noviembre por la tarde en la pedanía oriolana de Molins se proyectó ‘Atrapa la bandera’.

Pregunta: Para empezar ¿podrías contar, de forma breve, un poco de tu biografía?

Paco Sáez: Sería bastante extensa mi respuesta en esta sola pregunta, ya que llevo 22 años como profesional en el mundo de la animación y he participado en muchos títulos, he tenido todo tipo de experiencias y estudios donde he podido colaborar, pero intentaré resumir un poco.

Empecé en el 95, pero realmente llevo toda mi vida dibujando, desde los dos años ya tenía un lápiz en mi mano. Pero hubo un momento donde tuve que tomar la decisión de irme a Madrid a buscarme la vida en este mundillo, ya que en mi pueblo, San Miguel de Salinas, y en alrededores, no podía hacer nada dentro de esta profesión. Sin pensarlo demasiado me planté en Madrid con una carpeta de dibujos para enseñarlos en diferentes estudios y productoras. Me propuse ‘atacar’ en cualquier sitio donde hicieran falta dibujantes, por lo que iba a cadenas de televisión, productoras, agencias de publicidad… a todos estos sitios. En dos semanas ya estaba trabajando para B.R.B. Internacional, la productora de ‘Willy Fog’, ‘David, el Gnomo’ o ‘D’Artagnan’. Desde entonces he trabajado para series como ‘Los intocables de Elliot Mouse’, ‘David el gnomo 3’, ‘Marcelino pan y vino’… En productoras como Disney, Cartoon Network, Warner, Ilion Studios… Y en películas como ‘Planet 51’, ‘Atrapa la bandera’, ‘Tadeo Jones 2’, ‘Que se mueran los feos 2’, ‘Spanish movie’ o ‘Perdiendo el norte’, entre otras.

P.: Desde muy pequeño empezaste a dibujar, ¿un dibujante nace o se hace?¿Es necesario dibujar bien para llegar a trabajar de forma profesional?

P. S.: Yo creo que se nace con ello, como un bailarín, un pintor, un cantante… pero es cierto que todo el mundo, cuando somos niños dibujamos, es como nuestro primer lenguaje; la plástica, el manchar un papel y de esta forma expresarnos. Pero hay un momento en el que dejamos de hacerlo, sobre todo, cuando llegamos a la adolescencia. Es como dejar todo lo que huele a infancia atrás, y yo no lo hice, seguí adelante, y es justo en la adolescencia cuando más aprendes, y es por esto que llegas a un nivel de dibujo bastante potente, que es fundamental para poder dedicarte a esto, tener unas nociones de dibujo muy desarrolladas y dibujar muy rápido.

P.: Durante estos 22 años de profesión has trabajado para varias de las grandes productoras de animación de todo el mundo: Walt Disney, Warner Bros., Cartoon Network, BRB International ¿cómo empezaste en ellas?

P. S.: Llegas a trabajar en estas productoras porque ya llevas tiempo trabajando en otras más pequeñas, donde se aprende mucho, y es cuando quieres evolucionar y vas enviando tu trabajo a otros estudios más grandes y de prestigio. Hay un día en el que suena tu teléfono y te dicen que quieren contar contigo para diferentes proyectos… es una sensación increíble.

P.: ¿Cómo fue tu experiencia en trabajar para Disney?

P. S.: Sigo haciendo cosas con ellos constantemente. Cuando hay que firmar dibujos en centros comerciales, por estrenos de películas, etc… Trabajar con ellos es una sensación impagable, ya que en tus manos están los personajes más famosos del mundo, y ves las caras de la gente cuando en cuatro trazos empiezan a ver que aparecen como de manera mágica sus personajes favoritos. Disney ha sido, es y será magia, y trabajar con ellos es alucinante.

P.: ¿Hay diferencias a la hora de trabajar entre las diferentes productoras?

P. S.: Por supuesto, hay productoras en las que colaboras y olvidas esa experiencia rápidamente, porque no se saben hacer las cosas; todo lo complican, tienen procesos internos de producción que sólo llevan a los artistas a estar muy quemados, y por supuesto otras donde tan solo eres feliz y nunca te quisieras ir de ahí.

P.: ¿Te consideras dibujante, contador de historias o ambas?

P. S.: Me considero las dos cosas, pero sí es cierto que en los últimos años me estoy dando cuenta que el dibujo lo he adaptado totalmente a contar historias, ya que siempre están enmarcados con un encuadre cinematográfico.

P.: ¿Qué trabajo hace alguien que se dedica al ‘storyboard’? ¿Qué es un ‘storyboarder’, alguien que hace ‘story’?

P. S.: Un ‘storyboarder’ hace, básicamente, el esqueleto de la película; el primer acercamiento en imágenes al texto del guión, en definitiva hacemos todo el borrador de la producción, para que el resto de departamentos que coge el testigo aporten más ideas y den una forma realista a todo el proceso que sale del departamento de ‘storyboard’.

P.: Has trabajado en el ‘storyboard’ de películas de animación y en películas de imagen real ¿cuáles son las diferencias entre ambas?

P. S.: El ‘story’ de una peli de animación es bastante complejo, ya que a veces tan sólo hay bocetos de personajes hechos, y ni tan siquiera decorados, por lo que tenemos que imaginarnos todos los ambientes y la interpretación de los personajes. Sin embargo, una peli de imagen real tan sólo se pide qué tiro de cámara, qué perspectiva se propone al director, ya que la interpretación de los actores la trabaja el director con los propios actores.

P.: ¿En cuáles te resulta más difícil trabajar?

P. S.: En las películas de animación.

P.: Has conseguido dos Goyas a la mejor película largometraje de animación, ‘Planet 51’ y ‘Atrapa la bandera’, ¿viviste de igual forma el momento de los dos premios? ¿qué sentiste?

P. S.: No, porque en ‘Planet 51’ cuando nos dieron el Goya ya hacía dos años que mi trabajo en la película había acabado y me encontraba en otra productora, pero en ‘Atrapa la Bandera’ nos lo dieron estando yo trabajando en ‘Tadeo Jones 2’ en la misma productora, y la alegría fue compartida en el mismo momento y al día siguiente, pero en ambas es una sensación de haber conseguido algo muy bonito.

P.: ¿Cuál es el proyecto con el que estás más orgulloso, con el que te has sentido más satisfecho?

P. S.: Le tengo un cariño muy especial a ‘Planet 51’, ya que fue muy bonito darle forma desde el principio a este proyecto. Fue realmente difícil de que se pudiera hacer realidad. Era muy complicado hacer esta película y, sobre todo, pensar que queríamos estrenar en Estados Unidos y eso era un reto muy complicado. También conocí a gente increíble, que siguen siendo mis amigos, aunque estamos en diferentes partes del mundo. Y también ‘Spanish movie’, porque junto con ‘Fuera de carta’ fueron las primeras pelis de imagen real que hice.

P.: ¿Cómo ves la situación actual del cine de animación en España?

P. S.: Hay mucho talento, en diferentes especialidades, pero no hay buenos directores que abunden, y si esto falta no hay película, o al menos no hay una buena película. Es como si, por ejemplo, eres muy buen violinista o percusionista y no estás dirigido en una orquesta sinfónica por un director, pues no tienes nada, y una película es una orquesta que debe sonar al unísono.

P.: Y más concretamente ¿en qué parte de España ves más nivel? ¿dónde se están haciendo mejor las cosas en relación con el cine de animación?

P. S.: Se están haciendo muchas cosas en muchos puntos de España, siempre ha habido producciones en diferentes partes del territorio nacional, pero sí es cierto que en Madrid es donde históricamente se realizan más películas y con más medios.

P.: ¿Qué consejos le darías a un joven de la comarca de la Vega Baja que quiera dedicarse a ser dibujante de forma profesional?

P. S.: Le diría que nunca abandone su ilusión de querer dedicarse a lo que más le gusta. Que nada, ni nadie mate su deseo por conseguirlo, porque una vez que lo logras eres la persona más feliz del mundo. Pero, sobre todo, que no pare de trabajar constantemente, que vea mucho cine y que no deje de documentarse con cualquiera de las cosas que quiera plasmar en un papel.

P.: ¿Con qué proyecto estás ahora y qué proyectos de futuro tienes?

P. S.: Ahora mismo estoy descansando un poco, ya que he supervisado el ‘story’ de tres películas seguidas, dos de animación y una de acción real, ‘Villaviciosa de al lado’. Es una comedia escrita y dirigida por Nacho Velilla, el creador de ‘Aida’ y ‘Siete vidas’, que estrenan a principios de diciembre. Ahora ando dando conferencias y cursos en universidades. También estoy haciendo junto con dos compañeros de trabajo un proyecto personal de una serie de animación, que espero vea pronto la luz.

P.: ¿Qué proyecto te gustaría hacer que no hayas hecho todavía?¿Alguno relacionado con la comarca de la Vega Baja, por ejemplo?

P. S.: El proyecto personal del que hablo en la pregunta de arriba va muy ligado a gentes de la comarca, expresiones y demás.

P.: Seguro que tienes muchas anécdotas de toda tu vida profesional ¿nos puedes contar alguna?

P. S.: ¡Muchas! Sobre todo, a causa de decir a lo que te dedicas a gente que no sabe ni qué decirte, cuando dices que haces películas de dibujos animados. En una ocasión, trabajando en Cartoon Network, el portero del edificio, un día, muy enfadado me suelta que sabe cosas de mí que no quiere decir a mi jefe, y es que veía como me iba del estudio casi a las diez de la noche todos los días y tenía que quedarse a poner la alarma, me esperaba y siempre llegaba tarde a casa… Yo, intrigado le pregunté el por qué de ese enfado, y me dice gritando “pues que estoy hasta los mismísimos de tener que esperarte todos los días hasta estas horas, cuando tooooodo el día te lo pasas dibujando en tu mesa, haciendo monigotes, mientras que tus compañeros están trabajando… ya está bien!!!! ¡¡¡Voy a contarlo todo a tu jefe!!!”… Y es que yo era el único dibujante en las oficinas, y mis compañeros eran responsables de ‘marketing’, cuentas, etc… Siempre que pasaba por mi lado me decía “qué cara tienen algunos, como yo hable…” ¡Siempre pensó que yo iba allí a no hacer nada! Hasta que le hice un dibujo de ‘Tom y Jerry’ para su nieto y le expliqué que mi trabajo allí era ese… Nunca lo creyó del todo.

Vía Todo Cultura Vega Baja 

 

Facebooktwitter
No Comments

Post A Comment